Sunday, October 23, 2005

Adriana Salonia dijo que si a casi todo

Protagoniza la película de Augusto Fernandes, actúa en "Tumberos" y en "Rebelde Way"
Adriana Salonia dijo sí a casi todo

Trabajo no le falta. Terminó una temporada en teatro con Lydia Lamaison, fue convocada para el unitario de Adrián Caetano y es la rival de Catherine Fulop en el programa creado por Cris Morena, además de rodar "La mitad negada".

Adriana Salonia hace un balance positivo de su activo presente.
Un bar frente a la placita de Serrano y Honduras fue el escenario elegido por Adriana Salonia para hablar con La Prensa. La actriz que vive sus días corriendo de un set de televisión a otro, parece estar feliz con este presente, que la encuentra actuando en "Rebelde Way", en la que se convirtió en la rival de Catherine Fulop; es la mujer del abogado mediático, ahora preso, Ulises Parodi, en "Tumberos", el unitario que Adrián Caetano dirige para América y también coprotagoniza con Lito Cruz, como pareja, la opera prima del director Augusto Fernandes, "La mitad negada".Salonia hace unos quince años que debutó en televisión. Lo hizo en "Socorro, quinto año", mientras que en cine debutó siendo una menor. "El contrato para "La noche de los lápices" (1986, Héctor Olivera) lo tuvo que firmar mi madre", dice como recordando algo ya lejano.Egresada del Conservatorio Nacional, se terminó de formar con Raúl Serrano y Augusto Fernandes, quien la ha eligido para su "opera prima" en cine. "A los actores que estudiamos con Fernandes -dice la actriz- nos une un compromiso con la verdad adentro y afuera del escenario. Y esa coherencia es la que trato de llevar a todas partes. No puedo decir que actúe de manera distinta cuando hago televisión, teatro o cine. Por suerte siempre conté con directores muy buenos. Es el caso de Martín Mariani en "Rebelde..." con el que había hecho "Chiquititas"; Caetano en "Tumberos" y Fernandes, mi maestro de teatro que ahora debuta en cine".DOS


CHICAS ENFRENTADAS

La actriz dice que a "Rebelde...", "Tumberos" y la película que está rodando, las une el buen clima de trabajo que se da con cada equipo. ""A veces llego corriendo de un estudio a otro y lo hago contenta porque sé que me voy a encontrar con gente que me va a hacer sentir cómoda y me van a ayudar para que la escena salga bien. A casi todos mis compañeros de "Rebelde..." los conozco desde "Chiquititas" y fue muy gratificante reencontrarme con Fernán Mirás con el que había trabajado y ver a las chicas y chicos cómo han crecido".A Adriana Salonia le gusta definir a sus compañeros de tareas como "un sol" y eso es precisamente lo que opina de su contrafigura en "Rebelde Way", Catherine Fulop. " Por suerte en la vida real nos llevamos muy bien, eso permite que algunas escenas en las que tenemos que discutir, o ella me tiene que tirar una bandeja y mancharme la ropa, como ocurrió en una de las últimas grabaciones, tratemos de cuidarnos una a la otra. Es un placer trabajar con Catherine", destacó la actriz, y agregó que parte del secreto de su trabajo radica en ser una buena observadora. Unos meses atrás, Salonia, hizo "Comer entre comidas" la pieza de Donald Margulies, con Lydia Lamaison en Andamio 90. Confiesa que le gustaría encarar un papel de Shakespeare, porque sus personajes femeninos tienen una gran riqueza. "Nunca me llamaron para hacer un clásico, salvo un pequeño papel que hice en "Sonata de espectros" de August Strindberg, dirigida por David Amitín".Todos los viernes por la noche, ella y otras actrices ensayaron en el estudio de Fernandes para aportar elementos a su película: "de esas improvisaciones que quedaban registradas en video, él fue definiendo el perfil de mi personaje"."La mitad negada" para la actriz, "permite mostrar esa parte nuestra que todos negamos y tiene que ver con las miserias humanas. Mi personaje tiene la misión de producir un cambio en la vida de ese arquitecto que hace Lito Cruz. El no sólo se enamora perdidamente de ella, se vuelve loco. Ese hombre termina en la ruina por culpa de esta mujer. Hasta hace poco tiempo atrás filmábamos cuando podíamos y se podían conseguir fondos para alquilar las cámaras y poder pagarle a los técnicos. Hace poco el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales le otorgó el crédito y eso permite contar con mejores equipos". Adriana Salonia dice que Fernandes se inspiró en el estilo de Dogma 95 para su película. ""Trabajamos directamente sin guión y antes de cada escena Augusto nos plantea la situación, enciende la cámara y comenzamos a actuar. Lo que a él le interesa lo guarda. Tenemos un mes filmado. A partir de diciembre volvemos a retomar y se prevé que en marzo terminamos el rodaje", sostiene la actriz que también participó de otro proyecto de cine independiente, "Chile 672". "Esa película -describe- incluye varias historias que se van entrecruzando. Es una comedia dramática en la que hago el papel de una profesora de yoga, que se enamora del hermano de su marido".Para Salonia es un placer trabajar en televisión. "es un espacio en el que el actor se mantiene vivo, despierto. Hacer una "tira" diaria te pone a tiro para hacer lo que sea después. En este trabajo todo suma", concluye.


Juan Carlos Fontana.

04 de Noviembre de 2002.Diario La Prensa

0 Comments:

Post a Comment

<< Home